6 Vitaminas que tu hijo necesita

0
63
Foto de pixabay.com

Todos necesitamos de las vitaminas para vivir, ya que estos nutrientes influyen en nuestro crecimiento y desarrollo. Tales compuestos orgánicos podemos encontrarlos en los alimentos como frutas, vegetales, o en suplementos.

Los niños, en especial, necesitan incorporar en su dieta la dosis vitamínica adecuada a su edad y condición física. No obstante, algunos casos especiales los pediatras recetan vitaminas en suplementos, además de la ingerida por los alimentos.

A continuación te presentamos 6 vitaminas que no pueden faltar en la dieta de tu hijo para que crezca sano.

  • Vitamina A:

La vitamina A provee una buena visión, dientes sanos, piel radiante, y proporciona un sistema inmunológico resistente. También previene enfermedades cardíacas, respiratorias, renales, entre otras.

Puedes encontrar Vitamina A en la leche fortificada, el hígado, los frutos color naranja como el melón y la zanahoria, así como en los vegetales de hoja verde oscura (espinaca).

  • Vitaminas del grupo B:

Este grupo vitamínico está formado por la vitamina B1, B2, B6, B12, niacina, ácido fólico, biotina, y ácido pantoténico. Ayudan en el funcionamiento del metabolismo, regulando nuestra energía. Intervienen en la formación de los glóbulos rojos, que proporcionan oxígeno a todo el cuerpo.

Puedes encontrar Vitamina B en el pescado, mariscos, huevos, granos enteros, carne, pollo, leche y sus derivados.

  • Vitamina C:

La Vitamina C fortalece los tejidos del cuerpo, las encías y los músculos. Sirve para cicatrizar heridas y luchar contra las infecciones. Las frutas cítricas como la naranja, mandarina, las fresas,  contienen gran concentración de Vitamina C, así como el brócoli, los tomates, el kiwi y los pimientos rojos.

  • Vitamina D:

La Vitamina D es la encargada del fortalecimiento de los huesos y dientes, además de hacer que el cuerpo absorba el calcio de forma efectiva.  Esta Vitamina puede ser creada por nuestro propio cuerpo cuando nos exponemos al sol, y también se puede encontrar en el pescado, leche fortificada, yemas de huevos, hígado, y cereales.

  • Vitamina E:

La función principal de la Vitamina E es proteger las células y los tejidos de los radicales libres, compuestos que se forman cuando el cuerpo transforma la comida en energía. Los radicales libres también están la contaminación, el humo del cigarrillo, los rayos ultravioleta del sol, entre otros.  La vitamina E actúa como  antioxidante, e interviene en la formación de los glóbulos rojos.

Se puede encontrar en alimentos como las nueces y semillas, las yemas de los huevos, granos enteros, germen de trigo,  vegetales de hoja verde,  aceites vegetales, entre otros.

  • Vitamina K:

Muy poco conocida, pero igual de importante. La Vitamina K ayuda a coagular la sangre, disminuyendo el riesgo de hemorragias. Se encuentra en vegetales de hoja verde, productos lácteos, aceite de soya, etc. Al igual que la Vitamina D, nuestro propio cuerpo la produce, pero en los intestinos.

Antes de suministrarle a tu hijo una ingesta de vitaminas, consulta al pediatra del niño para que te indique las dosis recomendadas.

Fuente: vidaysalud.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*