Carreteras no aptas para cardíacos

0
80
Foto de pixabay.com

Existen varias maneras de viajar y por tierra es una de las más antiguas. Miles de kilómetros de caminos de tierra y pavimento se han construido por el mundo para facilitar el transporte de comida, materiales, personas y animales de un lugar a otro. En muchas ocasiones, ese camino se convierte en la única manera de salir o llegar. Y en otras tantas, se convierten en cómplices de la muerte.

Es por eso que hoy daremos un paseo por las carreteras más peligrosas del mundo, lugares que sólo son transitados por necesidad y que han sido las protagonistas de diversos accidentes en el curso de la historia.

Por antigüedad. La carretera Grand Trunk Road es una de las principales vías de transporte del Asia meridional que ha sido usada desde hace más de dos milenios. Atraviesa seis estados de la India y llega hasta Afganistán. Al año se producen miles de accidentes a lo largo de sus 2.500 kilómetros de longitud.

El tamaño no importa. Atravesar el valle de Fairy Meadows es una experiencia inolvidable pues tiene uno de los caminos más peligrosos del mundo. Con apenas 10 kilómetros de extensión y cientos de curvas, un error de cálculo al momento de tomar una de ellas hará que termines en el fondo del barranco.

Desafiando la gravedad. Este camino no es acto para novatos. Para ir a los Yugas, Bolivia, es necesario atravesar un estrecho camino que está al borde de una montaña. Automóviles de todo tipo desafían a la muerte cada vez que lo transitan y en algunas oportunidades, las ruedas pueden quedar colgando en el aire por la falta de espacio para apoyarse.

Mejor que en los juegos de video. La ruta del Cañón Skippers, ubicado en Nueva Zelanda, es un excelente lugar para probar la destreza de cualquier conductor. Para poder conducir por allí es necesario un permiso especial y hay que enfrentarse a curvas peligrosas, bajadas violentas, subidas largas y evitar los vehículos que avanzan en dirección contraria.

Por las alturas. Una de las rutas para llegar al Tíbet es la carretera Sichuan-Tíbet, recorrido que atraviesa la montaña Trola. La vía está compuesta por subidas y bajadas en una zona montañosa que complican el tránsito vehicular. Son numerosos los restos de automóviles que se pueden encontrar a lo largo del camino por los accidentes que ocurren con frecuencia.

Deslizamientos a la carta. 240 kilómetros de cordillera son atravesados por la autopista Halsema de Filipinas y atravesarla es una odisea. El clima de montaña facilita la formación de bancos de niebla, un factor de dificulta en tránsito por esta necesaria vía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*