Claves para tener un negocio exitoso

0
114
Foto de pixabay.com

Hay varias áreas de nuestro negocio que tenemos que tomar en cuenta a la hora de emprender un nuevo reto, de querer expandir y hacerlo crecer, entre ellas está el personal o equipo de trabajo con el que contamos, marketing, inversión inteligente, producción, abastecimiento, entre otros.

El personal: Lo principal para que tu negocio se encamine hacia el éxito es contar con equipo humano sólido y contento.  Intenta crear un ambiente agradable en la oficina o lugar de trabajo, además de esto selecciona a los empleados con mejor rendimiento y hazles un obsequio como incentivo a su dedicación y compromiso.

Es importante también que el equipo cuente con una buena preparación y actualización en su formación, es responsabilidad de la empresa apoyar a sus empleados facilitándoles talleres de ampliación, así como también permitiéndoles realizar cursos y estudios avanzados.

El marketing: Una de las maneras más efectivas de hacer marketing es ponerse en los zapatos del cliente, determinar qué es lo que quiere, como le gustaría ser atendido y qué está dispuesto a dar para recibir ese servicio. Un ejercicio que es recomendable para los directivos, es ir como cliente oculto a sus tiendas a recibir el servicio para verificar si se presta la atención deseada.

Por otro lado, es importante mantener una base de datos actualizada de los clientes, tenerlos presentes y que ellos se sientan parte de su empresa u organización. Entrégales un pequeño detalle u obsequio, sorprenderlos gratamente a la llegada y crearás una imagen positiva imborrable en su memoria.

Los gastos: Establece las prioridades y cuáles son los gastos realmente necesarios para mantener la empresa. Benjamín Franklin dijo en una oportunidad: “Cuida los pequeños gastos, un agujero pequeño hunde un barco”. Evita por todos los medios hacer gastos innecesarios, y compras grandes a título personal cuando aún haya necesidades en la empresa que cumplir, como por ejemplo adquirir un inmueble propio en lugar de estar arrendado.

Piensa en grande y trabaja inteligentemente: Crea un sistema y apóyate en el equipo de trabajo, no te sobrecargues, delega y supervisa. Identifica a alguien de confianza que te haga observaciones y críticas que puedan mejorar y perfeccionar el funcionamiento de la empresa. Es importante saber cuál es tu ritmo de trabajo, y en qué momento necesitas hacer una pausa para descansar.

Sobre todo, nunca descuides las obligaciones tributarias, supervisa que la empresa esté siempre al día.

Fuente: negociosyemprendimiento.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*