¿Cómo cultivar una buena relación con tu hijo?

0
116
Foto de pixabay.com

 

Para evitar conflictos en casa, debemos querer y enseñar a nuestros hijos desde pequeños. Es por eso que el amor y el respeto deben tener un equilibrio a la hora de tratar a tu pequeño, ya que son los pilares fundamentales para comenzar a cultivar una buena relación con él, y aún más importante, volverlo un buen ciudadano, porque recuerda, la educación comienza en casa.

Lo principal es sembrarle valores, más allá de las palabras, con acciones, ya que los niños aprenden más de lo que ven que de lo que escuchan, en un porcentaje de 70 – 30. Recuerda, tus hijos son tu reflejo.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

No hay que maltratarlos. El estímulo de la autoestima es parte importante del crecimiento psicológicamente sano del niño. Debes verle el lado positivo a lo que hagan. Motivarlos con frases positivas. Dejar que aprendan de sus errores y sobre todo no olvidar que al igual que para ti, para ellos cada día es un proceso nuevo de aprendizaje.

Pero no todo se basa en el amor, como dije antes, debe existir una balanza con el respeto, hay que enseñarle que todo tiene su límite. No es fácil, pero aquí hay diez puntos que te ayudaran en esta ardua tarea:

  1. Objetividad: crea límites específicos con frases cortas y órdenes precisas.
  2. Opciones: las opciones son buenas para hacer que tu hijo obedezca algo que no quiere.
  3. Firmeza: con un tono de voz seguro, sin gritos, y un gesto serio en el rostro es suficiente
  4. Acentúa lo positivo: los niños reciben de mejor manera las órdenes positivas que las negativas.
  5. Guarda distancia: cuando a una orden se le antepone un “yo quiero”, estamos generando una lucha de poder personal y egos con nuestros hijos.
  6. Explica el porqué de tus ordenes: los niños viven exigiendo respuestas y para que entiendan tus órdenes necesitas explicarles el por qué.
  7. Sugiere una alternativa: las alternativas acompañan y hacen ver más positivo al límite.
  8. Firmeza en el cumplimiento: las reglas flexibles confunden a los niños.
  9. La conducta estuvo mal, tu hijo no es malo: deja claro a tus hijos que tu desaprobación está relacionada con su comportamiento y no va directamente hacia ellos.
  10. Controla tus emociones: debes evitar que tus emociones se salgan de control frente a ellos.

Si sigues lo antes expuesto, seguramente podrás tener una buena relación con tu hijo, además de haberlo enseñado a ser un ciudadano, estarás evitando problemas a futuro. La educación es lo único que no se pierde nunca.

Fuente: Superpadres.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*