Cómo regenerar los cartílagos

0
73
Foto de pixabay.com

Los cartílagos sirven de amortiguación a las articulaciones, evitando que los huesos rosen entre si aportándoles movilidad, por lo cual se debe tener especial cuidado con ellos. Quienes son más propensos a sufrir de lesiones son los deportistas, las personas muy activas o de la tercera edad.

Hay algunos alimentos que te ayudan a cuidarlos y regenerarlos para no sufrir enfermedades en el futuro, ya que cuando ese tejido se daña es difícil su completa reparación. Cuando hay desgaste de los cartílagos comienzan a padecerse de dolencias como la artritis. Las zonas más afectadas son los tobillos, rodillas, muñecas, codos y hombros.

El envejecimiento, enfermedades degenerativas, exceso de actividad física, la obesidad, el estrés, cargar cosas pesadas o no tener una dieta que aporte suficientes nutrientes son algunas de las principales causas de tener problemas con los cartílagos.

Entre las señales que se presentan cuando hay desgaste de los cartílagos están: dolor al mover la articulación, movimiento limitado, deformidad, inflamación y enrojecimiento.

Para cuidar los cartílagos debes cuidar tu alimentación e incluir en tu dieta alimentos que contengan vitamina A,C y D, calcio, lisina, fósforo, flúor, magnesio y proteínas; así como ingerir abundante líquido, en particular agua para que estos se mantengan hidratados, mínimo 2 litros de agua al día.

La lisina, que se puede encontrar en las legumbres, carnes rojas, huevos, quesos y frutos secos, evita la fatiga de cartílago y facilita la recuperación en caso de que este deteriorado.

También es importante consumir vitamina C que puedes encontrar en las naranjas, tomates, piñas, fresas, cebollas, pimientos, lechugas, mandarinas, uvas y moras. Esta además de aumentar las defensas produce colágeno por lo que ayuda a regenerar los tejidos conectivos haciendo que mejore el funcionamiento de los vasos sanguíneos y el transporte de la sangre oxigenada que ayuda a la recuperación de las lesiones.

El colágeno es la proteína que proporciona estructura a los tendones, tejidos cartilaginosos, huesos y tejidos conectores.

Exponerte al sol para obtener vitamina D es clave para cuidar los cartílagos porque este ayuda a una mejor movilidad de las articulaciones y evita los problemas de los cartílagos. La vitamina D la puedes encontrar en alimentos como el pan integral, la leche, cereales integrales, ostras y en la gelatina.

Igualmente se recomienda la ingesta de especias como el jengibre y la cúrcuma que ayudan a la movilidad y flexibilidad de las extremidades. Y finalmente no olvides el omega 3 que te permitirá fortalecer los cartílagos. Para ello consume proteínas magras y elimina las grasas saturadas.

El omega 3 lo puedes conseguir en alimentos como: atún, mariscos, sardinas, espinacas, col rizada, acelga, semillas de calabaza, aceite de linaza o de pescado. Asimismo, hay suplementos como el sulfato de glucosamina, un compuesto que actúa como integrante en la síntesis de componentes cartilaginosos que cubren los huesos; y el  sulfato de condroitina, elemento mayoritario del cartílago que tiene la capacidad para retener agua, lubrica las articulaciones y las amortigua.

Además es importante hacer ejercicios con regularidad, caminar todos los días y realizar estiramientos de los brazos y piernas. Recuerda consultar a tu médico ante cualquier molestia.

Fuentes: mejorconsalud.comnaturopatamasdeu.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*