La Tierra: ¿Conocemos bien el lugar donde habitamos?

0
122
Foto de pixabay.com

Numerosas evidencias como fósiles, restos de civilizaciones, estratos de suelos y hasta noticias de prensa de fenómenos naturales, nos indican que nuestro planeta ha sufrido y sufre cambios por la acción de agentes naturales como la lluvia, vientos, sismos y volcanes; así como la acción del hombre a través de procesos de urbanismo e industrialización.

Situaciones que están provocando cambios climáticos, alteraciones en la capa de ozono, lluvia ácida y otros efectos que amenazan el equilibrio del planeta y con ello la existencia del propio hombre.

Esta situación nos obliga a establecer una visión global del planeta y a mantener una actitud respetuosa y de defensa de la naturaleza.

De acuerdo con la teoría más aceptada, el universo se originó hace 15mil millones de años con el Big Bang, fantástica explosión que lanzó materia y gases en todas las direcciones hasta formar galaxias, nebulosas, estrellas, soles y todo el sistema universal. En la vía láctea (nuestra galaxia) surgió el Sistema Solar cuyo tercer planeta es la Tierra, nuestro planeta.

Desde que la tierra se originó hace 4 mil 600 millones de años, poderosas fuerzas la han modelado. La corteza terrestre no es estática, su naturaleza es frágil y esta fraccionada en piezas llamadas placas tectónicas, que son porciones desplazables de corteza por las fuerzas internas del planeta. Los terremotos y volcanes demuestran la explosiva energía y fuego del interior de la Tierra.

La corteza sufre procesos de erosión, transporte, sedimentación y plegamiento que forman el relieve y lo transforman continuamente.

El término tierra, invade numerosos campos: proyectos de sistemas, análisis de sistemas, ingeniería de sistemas, sistema económico y sistema social, entre otros pero ¿Qué es un sistema? El sistema, se refiere a una agrupación de elementos relacionados entre sí de una manera armónica y articulada.

La tierra como un sistema dinámico, está sujeta a cambios naturales producidos por agentes externos o exógenos, que actúan en la superficie terrestre como por ejemplo, la acción del viento que erosiona el suelo y las rocas y la acción de las aguas de lluvia que puede producir deslizamiento en terrenos inestables.

Los procesos geológicos externos son el resultado de la actuación de agentes biológicos, hidrológicos y atmosféricos que actúan sobre la superficie y ocasionan la modificación del relieve. Su acción se manifiesta a través de los procesos de meteorización, erosión, transporte y sedimentación, los cuales en conjunto constituye la geodinámica externa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*