Lo económico no siempre nos favorece

0
69

Ahorrar en nuestras compras, es la meta fija de siempre pero hay que ver qué productos realmente valen la pena ahorrarse en costos. Muchas imitaciones se ofrecen con la intención de que las personas se eviten gastos, pero pueden resultar una mala idea cuando se trata de dar comodidad, seguridad y de tener rendimiento, calidad y garantía.

Por lo general las cosas que se venden muy económicas terminan teniendo una vida útil muy corta. Esto es importante tenerlo en cuenta cuando vamos a adquirir un producto que es muy costoso por su alta calidad y durabilidad.

Por eso, es importante que como consumidor sepas que cada gasto que hagas debe valer la pena, pues si fuere el caso que tuvieses que cambiarlo por otro mejor, estarías gastando mucho más de lo que deberías. En tal sentido, aquí te ofrecemos los productos que no deberías comprar baratos…

Ropa 

La ropa es nuestra prenda diaria para salir y con la que nos presentamos ante la sociedad. Si somos conscientes de que la ropa de mala calidad puede hacernos proyectar una imagen poco profesional, poco impecable o poco decente, entonces habremos cometido un grave error solo por habernos ahorrado un poco de dinero.

Ponte a pensar si realmente vale la pena gastar poco dinero en algo que no vas a usar nunca o gastar lo justo en algo que siempre usarás.

Según Finanzaspersonales.com.co, “por lo general, cuando se hace compra de vestuario se tiene que pensar en que dichas prendas duren entre 6 y 12 meses. Pero si usted no es cuidadoso al revisar los materiales con los que están hechas las prendas, puede que éstas tengan una duración máxima entre uno y tres meses solamente.”

Calzado

Imagina que conseguiste unos zapatos súper baratos en un mercadillo popular con los que quieres hacer ejercicio y sentirte totalmente cómodo mientras lo haces, pero no han pasado 30 minutos cuando los zapatos comienzan a despegarse de la suela o al pisar se te hace muy incómodo seguir de pie. En cualquiera de los casos, habrás botado tu dinero en una baratija con la cual no podrás siquiera pasear en auto.

Repuestos

Si tu meta es viajar con tu vehículo pero preferiste gastar lo menos posible para equipar tu vehículo en caso de emergencia y la emergencia ocurra en pleno viaje pero tu repuesto no sirvió, ¿Cómo terminaría la historia? Seguramente tu plan de vacacionar se desmorona por tu mala elección, ahora nadie está cerca para auxiliarte.

La moraleja es que definitivamente lo barato sale caro. Por eso, no debemos comprar barato cosas que sean tan importantes para nuestro andar diario, menos si se trata de una pieza vital para un auto.

Fuente: Finanzaspersonales.com.co

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*