Los 5 secretos de beber agua caliente

0
227
Foto de pixabay.com

Uno de los consejos más frecuentes cuando queremos mejorar nuestra salud, es que consumamos gran cantidad de vasos de agua durante el día. El agua, por su composición, actúa como un oxigenante de las células de nuestro cuerpo, permitiendo así que la piel luzca mejor, y que nuestro metabolismo funcione de manera eficaz.

Existen muchas fórmulas y maneras para beber el agua, desde la clásica rutina de 8 vasos de agua al día, a la operación matemática de dividir tu peso entre dos y convertir el resultado en onzas para saber cuánta agua beber durante el día. Sin embargo, existe una que es muy poco popular, pero que trae beneficios increíbles para nuestra salud, y es se trata de beber un vaso de agua caliente, a una temperatura de 37 a 39 grados centígrados.

Esta práctica puede realizarse en ayuna o antes de cada comida, para así disfrutar de los siguientes beneficios:

  • Combate las bacterias: evita que distintas bacterias, virus y hongos se alojen en nuestro organismo. Así, reduce considerablemente el riesgo de padecer infecciones de cualquier tipo.
  • Limpia el sistema digestivo: ayuda a que la comida pueda fluir con mayor eficacia dentro del tracto digestivo, desintegrándola en partículas más pequeñas. También limpia las paredes de este sistema.
  • Elimina toxinas: ayuda a que las toxinas no sean absorbidas por el cuerpo y eliminarlas de manera natural a través de la orina. Este tipo de elementos suelen ser los detonantes de muchas enfermedades graves.
  • Limpia el tracto urinario: es ideal para personas que sufren de infecciones urinarias con mucha frecuencia, ya que limpia el tracto urinario. Su efecto aumenta si se le agrega un poco de jugo de limón.
  • Alivia enfermedades: es una de las maneras menos conocidas para disminuir un cuadro febril en las personas, ya que permite la circulación de la sangre de manera más eficaz, dilatando los canales del cuerpo.

Estos son los beneficios científicamente comprobados, pero, por otra parte, los amantes del agua caliente creen que, si se bebe de manera razonable, puede llegar a tener un efecto de equilibrio en el espíritu y a despejar la mente.

Recuerda que no debes exagerar en el calentamiento del agua, puede causar lesiones a tu cuerpo, como quemaduras. Debes hervirla y dejarla reposar hasta que llegue a una temperatura en la que sea agradable de beber. Así que ya lo sabes, después de comer, no jugos, no gaseosas, pide un vaso de agua caliente.

Fuente: buenasalud.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*