Dar es recibir…

0
197

Resulta difícil entender para muchas personas que la mejor forma de ayudarse a uno mismo es ayudando a los demás. En ese momento que damos algo a alguien, estamos entregándonos a nosotros mismos el placer que da la satisfacción de haber colaborado a mejorar aunque sea por un momento la vida de otros.

Ahí se completo el ciclo o sea, ya recibimos. Puede que esperemos un agradecimiento de esa persona que recibió nuestra ayuda. Es lógico, pero deberíamos centrarnos en disfrutar de haber tenido la oportunidad de experimentar nuestra generosidad o simple satisfacción de haber ayudado.

Es estar confundido, cuando esperamos que la otra persona nos lo agradezca, o que nos decepcionemos de ella si no lo hace o si lo hace, no de la manera que nosotros quisiéramos.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

En el siguiente video, podrás ver una cadena de favores con gente agradecida por ser ayudada y que genera en ellos un deseo de ayudar a otros.

Foto: Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*